Benito Molina

Manzanilla | Ensenada, MX

Su incursión en el mundo de la gastronomía se inicia un verano durante unas vacaciones a los quince años en que trabaja como garrotero en el renombrado y hoy tristemente desaparecido Maxim´s de París, en la Ciudad de México. Esta experiencia marcaría su destino.

Durante la carrera de Economía se da cuenta que su verdadera vocación es la cocina. Regresa al Maxim´s; esta vez a la cocina donde trabajó como ayudante de pescadero durante un año. Posteriormente se embarca en un barco atunero en las costas de la Paz, Baja California Sur, donde desempeña funciones de ¨Pavo¨ o sea, ayudante de cocina y participa en la pesca del atún aleta amarilla. Esta experiencia fortalece su ya por si existente gran amor por el mar.

Realiza sus estudios profesionales en el New England Culinary Institute en Vermont, Estados Unidos, donde conocería a su mentor el Maitre Cuisinier de France Michel LeBorgne quien lo envía a trabajar con un colega suyo, otro maestro cocinero francés, a su natal Bretaña donde aprende técnicas para el manejo de los frutos del mar de una forma clásica. Durante esa estancia en Europa visita San Sebastián por primera vez y queda maravillado por la riqueza de la gastronomía vasca. Posteriormente se traslada a Boston, Massachusets, para trabajar con el reconocido chef Todd English en su restaurante Olives , donde trabaja como jefe de partida en el horno de leña y posteriormente las pastas. El estilo de cocina es mucho más Mediterráneo, sobre todo Italiano. Esto terminará por influir mucho en su estilo de cocina. Regresa a la Ciudad de México donde ocupa el puesto de jefe de cocina por primera vez.

El prestigiado enólogo Mexicano Hugo D’Acosta lo contrata como jefe de cocina para el restaurante La Embotelladora Vieja en Ensenada Baja California donde conoce a su esposa, la talentosa chef Solange Muris y deciden hace trece años abrir su propio restaurante llamado Manzanilla por la aceituna que se da en esa región.

Hoy en día Manzanilla se especializa en productos locales sustentables. Es un referente de la gastronomía de Baja California y de México.

La revista Life & Style considera que Manzanilla es uno de los tres restaurantes Mexicanos más importantes de la década.

La publicación Inglesa “Monocle” considera que es uno de los ocho mejores restaurantes de México.

En 2007 recibe junto con el chef Pedro Martín el premio al pintxo más original durante el Arzak de Oro en San Sebastián.

En 2009 la casa editorial Larousse lo selecciona como uno de los top chefs de México dentro de una publicación con el mismo nombre.

En la temporada de verano abre Silvestre, una terraza en el Valle de Guadalupe entre olivos y viñedos con un solo menú y donde todo se cocina a leña.

En 2013 Millesime le otorga un reconocimiento por su trayectoria .

Benito Molina ha representado a la cocina Mexicana en ciudades como Sao Paulo , Rio de Janeiro, San Sebastián , Estocolmo , Bogotá y Nueva York por mencionar algunas.